Entradas

A mi mujer le dio la risa el otro día cuando leyó en esta página que la plana mayor de la Legión Cóndor se iba de juerga al bar La Parrala de Aldea del Cano. Se imaginaba al coronel del ejército alemán, Whilhelm von Thoma, alto, espigado, rubio, hierático y elegante, con su uniforme gris, sus insignias y sus galones trasegando vino de pitarra en La Parrala, una humilde taberna ya cerrada, y no se lo creía.

Para poner un poco de orden, tuve que llamar a mi suegra, que, efectivamente, corroboró mi narración pues fue precisamente ella quien me habló de las juergas de la Wehrmacht en el bar de su pueblo. Mi suegra recuerda haber visto a los soldados y mandos alemanes en La Parrala siendo muy niña. En aquel tiempo, aún no llevaban el distintivo que se inventó Von Thoma unos meses después para distinguir a los soldados de la Legión Cóndor. Leer más

Fiesta del Ramo

Se celebra el día 15 de agosto por la tarde, después de la procesión, la virgen es colocada en el atrio delante de la iglesia parroquial presidiendo el Ramo. Leer más

El pueblo Aldea del Cano

Está situado en la plaza de Aldea del Cano, edificado en 1905, con un diseño sencillo y la fachada con adornos amarillos sobre un fondo blanco. Leer más

Origen de la iglesia de Aldea del Cano

Es una obra de edificación que se localiza cronológicamente entre los años finales del siglo XV y el primer cuarto del siglo XVI. La iglesia es de una sola nave, dividida en tres tramos por medio de arcos apuntados ceñidos a la bóveda y apoyados a su vez, sobre columnas adosadas a la pared. La bóveda es de arista en tres tramos de la nave y de crucería con nervios en la zona del Presbiterio o Altar. Los nervios se apoyan en ménsulas decoradas con dibujos vegetales y en la intersección de los nervios una serie de escudos con temas heráldicos. Leer más

 Ermita de Los Remedios

Ésta ermita se encuentra situada en el barrio El Calvario, ya que hace años fue allí donde se situaba el calvario. Ha sido sucesivamente reformada y haciendo que desaparezca su carácter primitivo, reedificada en 1818.

Con un pórtico, de todo el ancho de la ermita, en su interior se conserva el retablo mayor, obra barroca de la primera mitad del siglo XVIII, de madera dorada procedente de la iglesia parroquial, con columnas salomónicas y profusión de adorno.

En la parte superior la imagen de San Ramón Nonato. A cada lado de las citadas columnas un angelito sujeta losa adornos superiores. En el centro la hornacina con arco de medio punto, que alberga una escultura de vestir de la Virgen de los Remedios.

No se sabe de cuándo procede la imagen de la virgen, si bien se supone, al ser sólo de talla en cara y manos y el resto de armadura, que fuera tallada por el siglo XVI, por lo que ha sido restaurada alguna vez. La imagen tiene una altura de 1,40 metros aproximadamente, en su mano izquierda lleva el niño pequeño y de su mano derecha cuelga un rosario.