A mi mujer le dio la risa el otro día cuando leyó en esta página que la plana mayor de la Legión Cóndor se iba de juerga al bar La Parrala de Aldea del Cano. Se imaginaba al coronel del ejército alemán, Whilhelm von Thoma, alto, espigado, rubio, hierático y elegante, con su uniforme gris, sus insignias y sus galones trasegando vino de pitarra en La Parrala, una humilde taberna ya cerrada, y no se lo creía.

Para poner un poco de orden, tuve que llamar a mi suegra, que, efectivamente, corroboró mi narración pues fue precisamente ella quien me habló de las juergas de la Wehrmacht en el bar de su pueblo. Mi suegra recuerda haber visto a los soldados y mandos alemanes en La Parrala siendo muy niña. En aquel tiempo, aún no llevaban el distintivo que se inventó Von Thoma unos meses después para distinguir a los soldados de la Legión Cóndor. Leer más